Translate

22 de enero de 2011

RESEÑA - EL HOMBRE LOBO Y OTRAS BESTIAS

El Hombre Lobo y otras Bestias.  El tercer volumen de la Biblioteca del Crimen, de Francisco Pérez Abellán., realizada para Anika entre libros

por Saray Schaetzler


EL HOMBRE LOBO Y OTRAS BESTIAS
(Psicópatas, mujeres diabólicas y monstruos del crimen)
Biblioteca del Crimen, tomo 3
Francisco Pérez Abellán
Editorial Nowtilus
Colección: Investigación abierta
© Francisco Pérez Abellán
© Ediciones Nowtilus S.L. 2010
1ª Edición, Noviembre 2010
Género: Ensayo – Criminología - Crimen - Criminales
ISBN: 9788499670089
350 Páginas

Argumento

El rostro de Francisco Pérez Abellán, periodista de investigación y escritor, es de sobras conocido, ya sea a través de la pantalla, como conferenciante o mediante la lectura de su amplia obra; más de 22 novelas en donde ha volcado el resultado de sus investigaciones sobre la temática que rodea al amplio mundo de la criminología.

Dentro de una larga trayectoria de investigación, el autor ha sido la voz que nos ha transmitido la crónica negra en varios programas de televisión, y lo es en la actualidad en el programa Por la Mañana de TVE.

Un referente para los amantes y curiosos de la amplia temática de la Criminología.

En este volumen hace un breve resumen de algunos de los asesinos más peligrosos de nuestro país, así como de otros foráneos no menos célebres, sin distinción de género. Al narrar los hechos que rodearon al criminal antes, durante y tras la comisión de los crímenes, con seguridad nos pone en situación de reconsiderar las ideas preconcebidas y algunos tópicos que teníamos antes de la lectura.


Mi opinión

Francisco Pérez Abellán no es un teórico. Y eso queda patente al abrir cualquiera de sus novelas, o cuando le escuchamos en una de sus conferencias, en las que atrae al público de todas las edades, quizás porque sabe transmitir de una manera contundente y apasionada, a la vez que dota a su discurso de un lenguaje sencillo algunos sucesos terribles que han sucedido en el transcurso de los últimos tiempos en nuestra anodina vida diaria.

En este tomo de lectura rápida Pérez Abellán nos da pistas y datos curiosos de cada criminal referido en el mismo.

Al conocer el apodo y algunas características familiares del sujeto, así como la referencia cronológica de los hechos, el autor nos pone en situación de abrir los ojos a un submundo que coexiste con el nuestro, puede que de otro color. La amena narración nos permite tomar la posición de un testigo de primera y nos introduce de lleno en el paisaje cotidiano en el que se mueve cada personaje, entendiendo cómo se produjo cada crimen, qué patrones criminales se siguieron, y cuáles fueron las pistas principales que utilizó la policía para perseguir y localizar al criminal.


El hecho de narrar de una forma amena, intercalando incluso toques humorísticos al relatar cierta torpeza de un delincuente, o la manera ingeniosa de actuar de otro, no le resta rigurosidad al discurso, sino todo lo contrario, ya que además le quita la carga de ficción que el público no entendido tiene -erróneamente- sobre la criminalidad y los delincuentes. Así, Pérez Abellán convierte los acontecimientos en hechos reales y cercanos, y entre líneas uno advierte que la sociedad es proclive a tener más delincuentes de este tipo de los que nos pensamos. Ni todos son americanos, ni feos o extravagantes ni se esconden tras las pantallas del televisor, sino que son seres corrientes que pasean su normalidad por las calles de nuestros barrios.

Me gusta el tono informal que utiliza Pérez Abellán a la hora de narrar, una característica que le convierte en uno de los estudiosos del tema criminológico que encuentro más cercanos al público en general. Sabe ponerse al nivel de la curiosidad del ciudadano que siente interés por este tema, y no se pierde entre teorías rigurosas ni explicando las doctrinas en las que se basan los estudios o conocimientos criminalísticos a los que adjudica cada historia.

Tras la lectura de este entretenido ensayo, y desde una perspectiva personal, suscribo de nuevo aquella manida frase de no existe el crimen perfecto, sino malas investigaciones...

Saray Schaetzler

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com