Translate

1 de febrero de 2011

JAULA PARA ROEDORES

JAULA PARA ROEDORES

Somos testigos del nudo real desde el mismo epicentro de un cuento imaginario. Al fín han conseguido que el pueblo egipcio se lance a la calle.


Como los ratoncitos cuando huelen el queso aprisionado en la trampa, así se mueve la sociedad que creía en un dios omnipotente. Entre petición y petición, el dios descansa ahora apartado de la calle -junto a los móviles y los ciber-cafés-.

Los cariocas que eligieron una jaula del otro lado del río -versión de castillo amurallado en donde las revueltas, los gritos, y los cláxones continuados de los automóviles decrépitos no se sienten- permanecen encerrados en sus casas. Una zona residencial atípica junto a la autopista, amparada a la sombra del palecete estilo europeo de Hosni Mubarak.

Estos hámsters bien alimentados tropiezan hoy con sus muebles de diseño. Doy por supuesto que algunos ya han salido antes de la revuelta hacia sus segundas residencias sitas en algún paraisos fiscal o refugios de montaña, donde el aire es más fresco y las señales de internet son susceptibles de ser interceptadas, que no de desaparecer.

Cuando "ellos" decidan, los ratoncitos volverán a sus casas, alegres de haber participado en una manifestación masiva, al tiempo que en el otro lado los magos del ilusionismo se encargan de cambiar el perro utilizando la antigua cuerda.

Saray Schaetzler

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com