Translate

30 de noviembre de 2011

RESEÑA - ANGELITOS NEGROS

Ficha realizada por Saray Schaetzler para Anika entre libros


ANGELITOS NEGROS

(Angelitos Negros, 2011)

José Luis Galar

 

Editorial Booket
© Ediciones Destino, S.A., 2011
1ª Edición: Julio 2011
Género y tags:    Novela Negra, Thriller, Servicios Secretos,  Gobiernos y Poder,  Espionaje, Servicios de inteligencia, Agentes Secretos, Literatura española

ISBN: 9788423344413

348 Páginas



Argumento


Transcurren los años noventa, en los que la energía ha tomado el papel protagonista y está en el punto de mira de los gobiernos mundiales.  España teme no estar a la altura de las futuras necesidades energéticas de pais, y busca el modo de cubrir esa carencia, utilizando para ello métodos que pueden llegar a destruir el gobierno actual de Bataba, un pequeño pais africano.
En esta obra de intriga, José Luis Galar nos invita a reflexionar sobre la máxima de que el fin justifica los medios, y abre cuestiones sobre ética y moral, así como sobre los hilos que se pueden llegar a mover en la sombra para que algunos ciudadanos de primera puedan seguir disfrutando de su estado de bienestar y de las comodidades a las que están acostumbrados.

Opinión


Angelitos Negros es sobre todo una crítica negativa a la sociedad actual, y enciende un foco de atención sobre la pérdida de valores y cómo ésta repercute a nivel de grupo e incluso de toda una nación.
La trama describe el proceso de un golpe de estado, programado por el gobierno de un pais desarrollado cuyo objetivo es derribar al gobierno actual de un pobre pais africano para conseguir así un acuerdo con el nuevo gobierno, que le asegure la futura explotación y abaratamiento de las fuentes de energía.
Algo que en principio parece una locura se convierte en una historia amena y que nos abre bastantes interrogantes tras su lectura.  ¿Es realmente tan fácil manejar los hilos desde el poder? ¿Existe la posibilidad de que ya haya sucedido en más ocasiones sin que nos hayamos percatado del precio que se paga para que en unos paises se viva por encima de sus posibilidades mientras otros no son capaces de sobrepasar los estados de pobreza más crueles?

La conspiración, intriga, el secretismo y la manipulación no está siempre al frente de personajes frios y calculadores, como José Luis Galar nos muestra en esta obra, en la que hace desfilar a unos protagonistas excepcionales y creíbles desde el primer momento en que aparecen en escena, como son los agentes secretos movidos por el idealismo, por el amor a la patria, o por su condición crédula.

La duda siempre sobrevuela sobre las cabezas de estos personajes, por encima de sus afinidades profesionales, ya que pertenecer a los servicios secretos conlleva en parte una inmensa sensación de soledad dentro del propio trabajo; se trata de no mostrar sentimientos, o esconderlos, hasta que es posible trascenderlos, el ideal del agente secreto, cuyo objetivo es que prevalezca la supuesta seguridad de su patria, y de ahí que crean que para lograr un fin el medio es lo de menos.  El problema de un agente secreto sería llegar a preguntase si el fin es necesario, pero la manipulación de su moral y ética esta tan bien definida que no llegarán a planteárselo, según podemos observar a medida que avanza la obra.  Están realmente convencidos y metidos en su papel de ser útiles e incluso indispensables para  su nación.

La trama está bien engranada:  un golpe de estado, políticos, gobiernos al servicio de gobiernos, servicios de Inteligencia...
El eco de esta novela nos habla de una sociedad que quiere disfrutar de todos los adelantos tecnológicos posibles, y para ello no le importa que muera la gente, no asumen el problema moral que conlleva que unos vivan bien a costa de la pobreza o el malestar de los demás. Mientras no les toque a ellos, miran hacia otro lado.

Es una obra que funciona sobre todo por la descripción y el movimiento de sus personajes y la interacción ente ellos.
Me llama la atención Julio Flores-Westenfang, uno de los personajes principales de la novela, agente del servicio secreto que trabaja como jefe de la estación de El Cairo.  Flores representa la figura del idealista que cree de veras que el golpe de estado erradicará la pobreza del pequeño pais de Bataba.  Una vez conseguido el objetivo y tras el golpe de estado, se retira a Madrid como deseaba, pero una vez allí comprueba que la vida familiar se desestructura sobre el estado de bienestar del que ahora gozan, que sus hijas se pasan más horas frente al televisor que disfrutando de una vida cotidiana más humana, y es ahí en donde se plantea consternado lo fácil que resulta manipular las mentes a través de los medios de comunicación.
La desilusión que experimenta al hacerse patentes los falsos ideales por los que ha luchado durante tantos años le afianzan para combatir de nuevo, en esta ocasión contra la Discreta Sociedad, el propio ente para el cual ha trabajado a la sombra durante toda su vida. 

Lucas Sastre es otro de los personajes principales, en su papel de joven estudiante que tras finalizar la carrera de antropología y sin un futuro profesional, es captado por el CESID. Finalmente se quedará en El Cairo trabajando como agente secreto, ya que está bien considerado, y ha superado los obstáculos de tipo moral y ético mediante las técnicas de lavado de cerebro que han utilizado con él.  Sastre nos muestra lo fácil que resulta caer en una paranoia cuando la parte humana se esconde tras los hilos de la manipulación.   El cambio es progresivo, a medida que avanza la novela, y está bien definido cómo es manejado desde el exterior.  Sólo cuando al fin llega ante el cadáver de su madre es capaz de reaccionar y mostrar de nuevo algún tipo de sentimiento.

Viñas es un mando de rango intermedio que se dedica a la búsqueda de perfiles aptos para trabajar dentro de La Casa.  Su base personal es la lealtad a España,  y  tras dedicar su vida a los servicios secretos, sale defraudado, tanto en lo profesional como en lo personal, pues se percata de que ha obviado temas personales, como el formar una familia, o fomentar amistades. 

Norman Steve es otro personaje curioso: perteneciente al SAS (servicio aéreo especial), como paracaidista, y ahora retirado, se dedica a mantener en la sombra una empresa que en realidad se dedica a organizar mercenarios, lo que sería como una subcontrata para temas de índole internacional, pues según la voz de José Luis Galar  también a nivel de servicios secretos cada vez hay menos personal en plantilla fija, y parece que les sale más rentable contratar a personal exterior. 

El personaje que representa al Presidente del Gobierno despierta cierto interés por su ambivalencia; aunque apenas aparece en momentos puntuales de la obra nos muestra con claridad que tras una lucha interior es fácil dejarse llevar por el pragmatismo cuando uno se encuentra en ciertos escalafones de poder.  Así, utilizará los medios morales, físicos e incluso a personas y los gastos necesarios para conseguir la supuesta estabilidad de una nación.

Dicho de un modo jocoso, la lectura de esta obra me ha hecho seguir el curso de un golpe de estado que se planea entre plato y plato, y plantearme asimismo la posibilidad de que muchas guerras y sucesos internacionales se planteen de este modo en la realidad.

Angelitos Negros nos muestra un vocabulario cuidadosamente elegido, personajes muy bien descritos, alusiones a Sociedades Secretas y tramas ocultas a nivel internacional, y muchos interrogantes para que fantaseemos sobre el tema.  Me ha parecido fantástica.


Por Saray Schaetzler

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com