Translate

5 de enero de 2012

EL CINE DE LA SEMANA - El tigre y la nieve (Trailer)



Otras cintas tienen en su haber bien diálogos endiablados, bien frases y monólogos competentes, ocurrentes, fantásticos, plausibles por su retórica, su firmeza y contundencia, porque está de moda, o porque atinan con alguna frase-tipo que llevamos dentro. El tigre y la nieve es sentimiento, de ahí que la sencillez componga su mayor encanto. ¿Si tuviera que definir esta película con una palabra? Me lo ponen fácil:  Bonita. ¿Con un afecto?  Ternura.  De utilizar otra locución la convertiría en un esperpento. Y de esos hay varios en los cementerios de las carteleras.
Hacía tiempo que no alababa esta película, una de mis favoritas dentro su género, no por la dirección, que se ha lucido, todo hay que decirlo; ni por los actores, que son de notable, y me quedo corta; ni por la imaginería del diálogo ni de la trama fantástica que conforta a los sentidos y nos cuestiona hasta dónde/cuándo/cómo hemos perdido el placer por lo natural.

"Lo sencillo, no es peligroso; es solo que no podemos argumentar en su contra. Por eso lo tememos"


El tigre y la nieve se podría convertir en el baremo personal de aquellos intrépidos que aún crean en la sencillez de los sentimientos, si es que estos pueden catalogarse de sencillos, que nadie se escandalice ni juzgue estas palabras sin someterse al oráculo de la verdad. ¿Cómo? "escuchando" esta película, dejando que le absorba el halo ingenuo, inocente y entregado de su protagonista.

¿Porqué la recomiendo con tanto fervor? porque cansa ser testigo diario de tantas dobleces como del doble sentido y simulaciones varias;  porque nadie se atreve a tirar la primera piedra, no sea que ello obligue al acto de introspección evitado; porque la vida no vale más que el precio que uno le ponga.


Una de las escenas que nos enamoran en esta obra:

http://www.youtube.com/watch?v=BKNomzTvWC0&feature=related

Está en Italiano original, pero es fácil de entender. El profesor Atilio (Roberto Benigni) lo resume con  esa sencillez sobre la que más arriba he comentado, y en poco más de un minuto consigue atraparnos con sus palabras. Si a usted no le atrapa, oiga, hágaselo mirar.
SS.

Vamos, no se queden ahí. Tómense su tiempo, con calma. No empiecen con poemas de amor, que son los más difíciles. Espérense a tener al menos ochenta años. Escriban sobre otras cosas, qué sé yo: sobre el mar, el viento, un radiador. Un tranvía... no hay unas cosas más poéticas que otras. La poesía no está en las cosas de fuera, está dentro de tí. ¿Qué cosa es la poesía? Mírate en un espejo: la poesía eres tú. ¡Adornen sus poemas! Escojan sus palabras con cuidado. (El tigre y la nieve)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com