Translate

2 de enero de 2012

La amistad comienza su periodo de rebajas


Plaza Catalunya, 2011
 Pasada la treintena, uno empieza a valorar.  La comida ha de ser de calidad, porque el estómago ya no lo aguanta todo, o no tanto como hace unos años.  Es algo que sucede progresivamente, y de lo que apenas nos percatamos. Y en el caso de las amistades, sucede otro tanto de lo mismo, nuestros baremos cambian.  A muchos les sigue atrayendo esa sensación de pertenencia al grupo, venga o no acompañado de una cierta calidad, ya sea emocional o de conformidad con lo que no termina de llenar, pero que como adaptación al medio asegura casi al cien esos fines de semana en compañía, y unas agendas más o menos cubiertas en lo que a la cuestión social se refiere.  Cuántos de nosotros no nos hemos sentido alguna vez como meras copias de papel en manos de fechas programadas al estilo bursátil.  El mismo tono aséptico con el que bombardean estas que se autodenominan amistades, que aparecen envueltas en papel de regalo cibernético, amor al más puro estilo virtual y deseos que se disipan al apagar una pantalla a golpe del endiosado clic.
Los hay que, a pesar de la frialdad tras la cual sería fácil parapetarse,  siguen prefiriendo la lealtad, y se saltan el impersonal saludo navideño y aparcan ese inconmensurable amor de espumillón y villancico edulcorado, y nos recuerdan que seguimos siendo tan importantes para ellos como para recibir una llamada única e intransferible de la que no quedará rastro más que en la memoria selectiva, quizá para no olvidar quién es quién y seguir contando con ellos a partir del día uno, que es cuando las rebajas comerciales dan paso al mismo régimen de buenos deseos con el que pocos días antes se nos abrumaba.
Lo mismo que sucede con la comida, por favor, aplíquenlo a su entorno y cuídense de no sucumbir a las decenas de mensajes que estos días habrán recibido; manténganse al tanto con esas amistades pasajeras y de correo electrónico que llevan, como los polvorones, fecha de caducidad, a no ser, claro está, que tengan las emociones a prueba de bomba o amen al riesgo más que a si mismos.

Les deseo que hayan superado esta navidad, a ser posible con nota.
Clic.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com