Translate

21 de mayo de 2012

RESEÑA - UN INQUIETANTE AMANECER, Mari Jungstedt


UN INQUIETANTE AMANECER

(I Denna Ljuva Somartid, 2007)

Mari Jungstedt  


Editorial Maeva
© Mari Jungstedt, 2007
© Maeva Ediciones, 2012
© de la tradución: Gemma Pecharromán Miguel, 2011
Género y tags:    Novela Negra  – Narrativa Policíaca- Suspense y misterio-  Literatura Sueca

ISBN: 9788415120827

286 Páginas 


Isla de Farö, Gotland. Hace más de veinticinco años, una familia disfruta de unas vacaciones idílicas, fascinados al conocer al fin el paisaje que narran las historias de sus antepasados...

Tiempo presente.  Peter Bovide, un padre de familia propietario de una pequeña empresa de construcción es asesinado mientras practica sus ejercicios diarios en la playa de un cámping de Sudersand, al norte de la isla de Farö. Los sucesos de ambas historias están abocadas a entremezclarse, a pesar del tiempo transcurrido. 
 
Encontramos al inspector Anders Knutas disfrutando de su periodo de descanso, que abandona en cuanto conoce el crimen para regresar a Visby y seguir la investigación, separándose de su esposa Line y de sus hijos, lo que le planteará algunos interrogantes sobre la relación que mantiene con Karin, su compañera de trabajo. 
Johan Berg, el periodista de Estocolmo, sigue la investigación junto a su compañera Pía, mientras lucha por mantener contacto con su hija Elin, a pesar de la desapacible relación que últimamente mantiene con Emma, la madre de la niña. 

Opinión 

 

La autora Mari Jungstedt nos vuelve a atrapar –en el sentido más amplio de la palabra- con esta una nueva entrega de uno de sus títulos, editado por Maeva editorial. 
Si ya con sus novelas anteriores el listón había quedado tan alto como para intuir que el mismo nivel de intriga que en sus novelas anteriores nos había ofrecido fuera difícilmente superado, confieso que estaba equivocada y para mi alegría ha vuelto a sorprenderme una pluma que desconcierta, uniendo para ello varios ingredientes: personajes bien construidos, que no desdicen de sus papeles anteriores, fieles a sus orígenes; una trama que no se desvela hasta las últimas páginas, todo y a pesar de los lectores atentos a la más mínima pista;  la dosis necesaria de tensión sexual entre algunos personajes y la descripción en tercera persona, que nos facilita seguir la novela a vista de pájaro, bilocándonos si fuera necesario, y así asistir a las escenas en las que se mueven los diferentes personajes. 
De esta escritora me gusta la capacidad de pillarme desprevenida. Y es capaz de hacerlo en algún capítulo corto que apenas supera las dos páginas.

Cuando una ya cree que tiene el final en sus manos, la trama de la investigación del asesinato se aboca obligada por las circunstancias a seguir una nueva dirección o nos descubre un detalle que nos sume en otra línea de estudio criminal. 
Y entre uno y otro desfilan los problemas domésticos de sus protagonistas, que a estas alturas ya se nos antojan conocidos y cercanos.
Tras Nadie lo ha visto, Nadie lo ha oido, Nadie lo conoce, y El arte del asesino, Mari Jungstedt es capaz de construir unas tramas que enganchan, unos personajes que a pesar de la dificultad que pueden generar sus nombres propios para algunos lectores noveles en este campo no se nos antojan lejanos, y ganas de seguir leyendo.  
La autora gana adeptos al no dejarse llevar por lo macabro del momento del asesinato. Nada de CSI e investigación médica de nomenclatura complicada.   
Se podría decir que, dentro de este género criminal, la autora sabe crear un clima de suspense en un entorno aséptico.  Ha cadáveres, y hay sangre en sus páginas, pero no los utiliza de un modo efectista, y esto se agradece.
La sigo recomendando, sin duda, y espero seguir disfrutando de esa imaginación que vierte en sus novelas.

Para saber más sobre el autor y su bibliografía editada en castellano, hacer clic aquí.

Saray Schaetzler, para Anika entre libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com