Translate

12 de julio de 2012

¡Que nadie se mueva, coño!

Sobre los recortes: que si esto se veía venir, que si nos tendríamos que poner las pilas, que no al PP y no al PSOE -alternativas las hay, lo que no hay son c...-, que si  en Argentina comenzaron así, y demases.  Esto se anima, las quejas han conseguido que ahora se sancione a las decenas de personas que viajan en transporte urbano apoyando los pies en el asiento de enfrente -a los que no vivan en una gran ciudad les sonará a cuento chino, a queja plañidera, y yo les confirmo que eso también indigna y recorta los derechos de quienes ocupan después esos lugares para sentarse, que es para lo que estaban previstos en un principio-.
La policía monta en cólera ante las quejas de los ciudadanos.  No soy minero, pero tengo claro que en los des-informativos habituales se han pasado más imágenes y han dedicado más tiempo a las noticias de los sanfermines, en este pais los cuernos tiran, aunque sea para correr delante de ellos: la hombría se confunde con seguir a la roja.  La idiotez jamás despista, y en este pais abunda y los hay que se jactan de ella.  El sueño de mi vida.
Hace poco tuve una charla con algunos miembros componentes de aquel movimiento que durante una semana casi fue capaz de hacerme creer que un cambio era posible, y que tendría que tragarme mis propias palabras.  Me comentaron que nunca han dejado de moverse, que el siseo empieza a despuntar aunque no salgan a la luz en forma de una organización más consolidada, que les falta el líder (natural, ¿quién tiene narices a estas alturas?).
Yo lo único que veo es que los comedores sociales no dan a basto, que los Bancos de Tiempo no funcionan como una esperaría, al menos en época de crisis, en un pais en el que entrar en una tienda de segunda mano está peor visto que meter mano en la hucha pública.  La deshonra en este pais tiene el poder de cambiar el significado del sustantivo en el diccionario, y el comentario no tiene sentido de significar un arma de doble filo, más quisiéramos.
La gente pide que el susodicho dimita, que nazca la utopía de la justicia, que basta ya, que no me quiten mi paguita de Navidad, que, que, que...

Tranquilos, pulgarcitos, seguimos esperando.  ¿Qué ha conseguido el PP y sus votantes?  ¡Que nadie se mueva!!! Coño.

Saray Schatezler (Ohmmm)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com