Translate

3 de agosto de 2012

RESEÑAS - LA SACERDOTISA DE LA LUNA


(La sacerdotisa de la luna, 2012)

Editorial Umbriel
© Ediciones Urano, S.A., 2012
1ª Edición, marzo 2012
Género y tags: Novela, Ficción Histórica, Siglo XVI, Conquistadores, Hernán Cortés, Conquista de México, Religiones y dioses de los pueblos aborígenes centroamericanos, colonialismo, literatura española
ISBN: 9788492915101
446 Páginas 

Argumento

Ameyali, antigua sacerdotisa mexica, debe aceptar como el resto de su pueblo la sumisión absoluta a los conquistadores, que incluso les obligan a utilizar nombres de origen cristiano.  Carmen (Ameyali), conservará en su interior la antigua fe gracias a la fuerza que le proporcionan las señales provenientes, en especial, del noble y doctor español Martí Alzina. 

La lucha entre las religiones y el poder político a ambos lados del Atlántico nos muestra un espectáculo en donde las rivalidades, el ansia de poder y la envidia llegan a equipararse con la misma fuerza que las creencias religiosas que sustentaban la fe de pueblos inmersos en invasiones que terminaron con sus vidas, ya fuera por enfermedades importadas por los colonizadores como por las masacres en contiendas en las que algunas tribus de la zona se unieron a los invasores.

Opiniones de lectores

"Lasacerdotisa de la Luna" es una novela dura de leer para quien espera un ritmo trepidante o una constante en las relaciones entre los protagonistas.  Quien avisa no es traidor y por eso dejo constancia de que los personajes bailan entre el bien y el mal de un modo sutil, o quizá sean los ojos del lector quienes varían sus propios sentimientos respecto a uno u otro y sus comportamientos.  No debe confundirnos esta ambivalencia de sentimientos, pues creo que la misma autora ha querido demostrar con ello el sumo grado de desconcierto que una invasión y el cruce histórico entre culturas tan dispares, así como la imposición de políticas que llegaban con la Inquisición debajo del brazo solo podrían provocar tales escarnios en poblaciones que distaban miles de espacios tanto en lo relativo a su expresión espiritual como al desarrollo de la medicina a través de las plantas, tal y como lo demuestra el único médico que es capaz de enfrentarse a su medicina ortodoxa, y a escondidas, jugar con el laboratorio natural medicinal al tiempo que con los remedios oficialmente permitidos por la Iglesia.

En la obra de Emma Ros jamás aparece la figura del conquistador, pero las referencias a Hernán Cortés son una constante durante la narración, pero con él o sin él en un primer plano se refleja los duelos internos a los que se vieron sometidos los pueblos aborígenes tras la llegada de los conquistadores, que a través del despotismo y el ansia de poder les despojaron incluso de sus dioses, privándoles del derecho de adorarles e imponiendo los suyos propios, por lo visto más blancos, más santos y más humanos, y por quienes por lo visto sí merecía la pena matar o morir.  Les obligaron a seguir una fe en la que no creían, que les confundía, pero que acataban de modo manifiesto por miedo a las represalias de los españoles. 

Amores no faltan, aunque se quedan en segundo plano, o no llegan a calar tanto como el profundo hecho histórico que unido al ansia de poder que ofrecía el goloso caramelo de dominar nuevas tierras, más en el propio beneficio que para la Corona.  Por mi parte hubiera suprimido algunos párrafos o capítulos que no le han hecho demasiado bien a la construcción general, ya que ralentiza el ritmo, sin duda, y en ocasiones deja a los protagonistas escondidos y me ha faltado más relación recíproca entre ellos, para no perder el interés. 

Históricamente hablando es interesante, pues la mezcla de la leyenda de estos lugares con lo que pudo ser la realidad no está del todo comprobada a día de hoy. 

Una obra enfocada sobre todo en la política y la sociedad –aborigen y española- que nos descubre cómo se dirigía y dividía la estructura social mexica, bien documentada y que nos puede dar una idea aproximada de la barbarie psicológica que sufrieron aquellos pueblos.

Saray Schaetzler para Anika entre libros






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com