Translate

23 de febrero de 2013

23-F y la Marea ciudadana



De regreso, tras la manifestación.  En esta ocasión sobran las fotos  o los videos in-situ.  Aún componen mayoría aquellos que se quedan en casa quejándose y reclamando un líder, si es posible que venga con mando a distancia, para no levantarse del sofá.

El tiempo acompaña, y cualquiera que pase por la Plaza de Cataluña, o de Catalunya, entenderá por qué en este pais seguimos como seguimos, y por qué nos define más la pandereta que la personalidad.  Interpelo a un grupo que canta en plan jocoso, cual charanga tinerfeña, algo sobre el aborto de la madre del presidente y los condones que no estuvieron a mano del progenitor...  Me conmueve tanta ignorancia a estas alturas.

Lo que pudo ser un NO multitudinario contra la corrupción, el enriquecimiento vil de unos cuantos y el choriceo generalizado se vuelve una campaña que lo mismo va en contra de los borbones que de la subida del pan.

Y así observo a decenas de personas perdidas, que han aprovechado el día para acercarse al centro y hacer alguna compra, tomar un café o un vino en el Gótico, y volver pensando en la peli de la Uno.

Sigo ofreciendo mi carnet de español, porque en mis venas solo corre la mala leche que me produce comprobar que desde la última nada ha cambiado.  Somos los mismos, quizá menos, y todos tan perdidos, cada uno barre hacia su parcela, la que le toca y duele a final de mes.

Propongo una marcha silenciosa, sin pancartas ni gritos, ni alusiones a los cien motivos que tenemos para gritar y tirar voladores.  Una llamada de atención, TODOS A UNA, cada uno con la suya particular.

¿Quién inventó el "divide y vencerás"? Si hoy levantara la cabeza y se diera una vuelta de reconocimiento por el centro de Barcelona se sentiría orgulloso de ver su máxima explícita, vigente, en las múltiples sub-agrupaciones que recorrían unas calles sin saber muy bien el por qué, el cómo, ni cuándo;  solo deseando más leña, echar más a este fuego que no es suficiente para la inminente bajada de temperaturas.
 
Saray Schaetzler
 
Siempre nos quedará The Band.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com