Translate

6 de septiembre de 2015

RESEÑA - YO FUI JOHNNY THUNDERS, de Carlos Zanón

Título:  Yo fui Johnny Thunders
Autor:   Carlos Zanón
Año:     2015
Editorial:  RBA
Género:  Novela
Etiquetas: Novela negra, Barcelona años 80, truhanes, vividores, paso del tiempo, nostalgia, bajos fondos, músicos, música de los 70, drogas, barrios, relaciones filiales, familia, antihéroes, urbanitas.

Premio Dashiel Hammett 2015
 
 
Pocas son las cosas que me quitan el aire, y menos aún que se encuentren en los libros, así que cuando cae en mis manos una de esas obras que me obliga a releer pasajes por el simple gusto de hacerlo, de cerrar el libro para repetir en mi cabeza lo que me dicen unas frases, o simplemente me llevan a un estado de ensueño recordando otros tiempos, anécdotas y situaciones que se asemejan a las que ahora leo, bien merece una pausa.  La misma que me he tomado desde el transcurso de su lectura hasta hoy, unas quince obras más por el medio y poco menos de 16 días, para convencerme de que no ha sido la ilusión del momento ni la euforia de estar de vacaciones lo que me produjo aquel estado de semi-perplejidad una vez cerré el libro apretando la contraportada con fuerza.
 
Hoy no soy buena recordando fechas, ni nombres ni citas, ventajas de la edad, que me provoca que la memoria se haga selectiva y deseche lo que bien puedo guardar anotado en una libreta y dejar que mi cerebro se dedique a lo suyo, que no se trata de memorizar datos, sino de ejercer la crítica y además parecerlo, y una vez me desmoldo por la mañana, serlo en toda su plenitud, pese a quien le pese, y me consta que son unos cuantos. 
Una lectura que ha abrigado recuerdos de mis primeros inviernos en Barcelona, sus calles, sus gentes, todos aquellos vividores que hoy consideraríamos unos simples inocentes y víctimas de la sociedad, convertidos en truhanes de medio pelo, y que producen incluso cierta ternura, o tal vez sólo sea producto de la nostalgia.
Sea como fuere, el título me ha traido dos tardes de suspiros, varios trayectos de metro en los que ni los móviles ni las conversaciones en voz alta han podido con mi concentración, y! una graciosa anécdota, conversando con un tipo, que atraído por el título, referencia al músico Johnny Thunders, corrobora mi idea de que la cultura acerca, en muchos sentidos, y que un libro bajo el brazo es como una tarjeta de visita.
 
No, ninguna novela con ese título puede estar mal, ...  le he contestado, antes de comenzar mi perorata anterior...

(M.A.G.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com