Translate

24 de junio de 2016

Estábamos en modo Brexit, y nosotros sin saberlo.

Hay una maxipandi que suele pagar el pato en cualquier tipo de conflicto, no digamos ya cuando se presenta un proyecto electivo. ¿Que sale la derecha? Los pobres, tan pobres o más. ¿Que salen elegidas otras ideologías, de izquierda, de medio campo o de medio centro? Distribuciones aparte, no nos engañemos: Los pobres tan pobres o más. Los ricos, cada vez más alejados de los anteriores, y las brechas entre unos y otros alejados en la misma medida que la capacidad para decidir una vez se instauran los que al final manejarán el cortijo.
Y ahora quieren detener de nuevo con contenidos afectados que apelan el miedo, al de perder lo que tenemos, a que viviremos peor, a que la pobreza podría invadir el barrio, a que los recortes supondrían un duro golpe para la economía...¿no os suena de algo? La misma miseria que se instauró cuando la palabra Brexit aún no se había acuñado.
Un no rotundo que tiene varias lecturas, y la más interesante es la indicadora de que el miedo ya no encadena los votos, y que la amenaza de perder lo que ya no se tiene supone un mal menor en medio de tanta falta de respeto contra la supuesta inteligencia de los habitantes de un pais, los que jamás verán una black, ni tendrán seis retretes en segunda residencia...algunos que en este momento ni agua en la vivienda habitual.
Tienen unos años por delante para inventar nuevas salidas, estratagemas para adueñarse de los dineros que vienen allende los mares para pagar deudas de bancos y confirmar el asentamiento de las grandes fortunas. Mientras les salgan los números que digan lo bien que va el mundo o los paises incluidos en él, nadie recordará la palabra y se habrán inventado cien más.
Los pobres seguirán igual de pobres. Tú y yo, seguramente, pero habremos perdido el miedo a decir que no nos gusta.
M.A.G

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com