Translate

22 de noviembre de 2011

L'ÀGORA CIERRA SUS PUERTAS

Foto : anjanuca (blogger)



Hay noticias que consternan y la dejan a una con el alma preguntona y la sensación de haberse perdido algún capítulo de la única serie a la que presta atención, esto es, la de su propia vida.

Leo el mail que Ramona nos envía puntualmente a sus agregados.  Ramona Pérez es una de las libreras más comprometida que conozco con la cultura, los clientes y el medio en que se mueve, esa rueda caprichosa que gira entre las vanidades de unos, golpes de éxito, talonarios dispuestos a cubrir la ineficacia y el grandioso esfuerzo de muchos otros que conforman el mundo literario. .

El correo informativo de Ramona se ha convertido en el sustituto de sus recomendaciones desde hace ya tres años, cuando embarqué con diez cajas de libros hacia tierra firme. A falta de la presencia física de esta mujer, de apariencia calmada y discurso amable, ojeras que encierran una mente despierta y muchas horas de lectura, elegante hasta cuando come sobre la mesa en la que trabaja, y falta de toda la vanidad -pocas personas conozco a las que se lo permitiría sin juzgar-, he devorado sus admoniciones literarias a través de la correspondencia depositada en mi buzón virtual.

Visitar a Ramona es tan entrañable como ver una película en medio de una tarde invernal, que te enreda con su no se qué y a los cinco minutos te tiene sentada en el sofá rococó que preside el pequeño pero bien nutrido espacio de esta libería;  taza de café en la mano e inmersa en una charla de aquellas que crean lazos de fraternidad cultural.  Hay pocas tardes en que los recuerdos se conviertan en algo memorable, y L'Àgora ha sido un lujo en ese aspecto para sus clientes.

El clima de sus tertulias y presentaciones han contribuido a hacer de este pequeño lugar un centro cultural que, si otra nueva crisis no se inventa, seguirá manteniendo a sus antiguos amigos-clientes rodeando cualquier espacio o proyecto que se proponga.

La noticia del cierre de L'Àgora me ha escandalizado mucho más que el ojo amoratado del monarca, lo sepan.

Esto es un sinvivir.

por Saray Schaetzler

1 comentario:

  1. Hola Saray, creo que todos los que conocemos a Ramona firmamos estas palabras tuyas como nuestras. La has definido con exactitud. Doy vueltas a la cabeza hasta que me duele. Tiene que haber una forma de que Agora sobreviva.

    Besucos.

    ResponderEliminar

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com