Translate

19 de junio de 2012

RESEÑA - Quiero ser madre

QUIERO SER MADRE, Los secretos de la fertilidad
(Quiero ser madre, los secretos de la fertilidad, 2012)
Juan Antonio García Velasco

Editorial Espasa, S.L.U.
© Planetade los libros, 2012
1ª Edición, mayo 2012
2ª Edición, mayo 2012
Género y tags: Conocimiento, divulgacióncientífica, concepción y fertilidad, sermadre en España, literatura española
ISBN: 9788467006780
208 Páginas

Argumento
Una obra divulgativa que era necesaria, para conocer la realidad en torno al deseo de la maternidad en nuestro pais.
Una lectura que nos aclara algunas cuestiones cuyos nombres científicos ya nos asustan de por sí.
Una obra que a algunos les abrirá una ventana a la esperanza, y que probablemente también destronará al fin algunas leyendas callejeras en torno a, por ejemplo, la fertilidad asistida.

Opinión
Las trampas de la lectura rápida nos pueden llevar a pensar que el subtítulo nos habla de felicidad, qué ironía en el caso que nos ocupa, cuando en realidad el asunto de la fertilidad es un campo minado en el que convergen tantas experiencias positivas como las que no lo son. La obra lleva dos ediciones en un mismo mes. No hablan de números editados, pero no deja de sorprenderme al conocer cuántas personas muestran interés aún en medio de esta difícil situación económica mundial que atravesamos, y es que no podemos esconder la cabeza debajo del ala y dejarlo todo a expensas del monedero, pues se trata de mucho más.

Dotada esta sociedad de unos efectos colaterales que han sido previamente provocados por una educación en la que son patentes los rasgos religiosos y las influencias de tales grupos que como mínimo nos han llevado a reducir el sentido de la maternidad a dos: formar una familia y la perpetuación de la especie humana. Pero ese sería otro debate en el que no conviene entrar para no retornar al mismo punto de partida perenne. Me explico. Lo mismo que hay métodos y cada día se descubren nuevos modos aplicables al asunto de la fertilización, no nos engañemos: Los individuos que no son genéticamente capaces de procrear lo tienen muy muy difícil si no cuentan con unos ingresos que les permitan llevar a cabo estas técnicas.

Volviendo a la obra que tengo en mis manos, podemos corroborar que al menos los planteamientos de la maternidad han variado en el aspecto del cómo, y que de alguna manera empieza a verse una luz –eso sí, al final del túnel- si no nos dejamos llevar por los documentales de videoteca y las series con final felizque intentan hacernos creer la panacea de estos métodos. Para que el oro reluzca, como todo en estavida, hay que limpiarlo, y en este caso, comprobamos por los estudios que bajo la instrucción y la lupa del autor de este libro, Juan Antonio García Velasco, este especialista en Medicina de Reproducción nos habla desde Quiero sermadre con una claridad que se agradece.

Tratamientos que son legales en nuestro pais hace apenas unos años, como la congelación de óvulos abrirán una puerta a la esperanza de algunas mujeres, y ojo en este aspecto la edad, factor que juega en contra de la mujer (una vez más, el género que suscribo lleva la de sufrir las desventajas añadidas) y es que incluso a la hora de ser madre nosotras tenemos las puertas cerradas en cuanto superamos la cuarentena (en la mayoría de institutos niegan sus servicios) y en la seguridad social ni contigo sin ti, es decir, no efectúan algunas pruebas gratuitas amparándose en cuestiones que supuestamente corren en contra de la edad cronológica,algo que en otros paises no se contempla con tanta rigurosidad.

Y en este punto me retuerzo al no conseguir demasiada información (aún estamos así en este pais) alrededor de la subrogación o vientre de alquiler, que tanta felicidad (en este caso la palabra tiene cabida) ha volcado no solo en parejas, sino en las que se constituirán como familias monoparentales desde su inicio. Un aplauso.

Quiero ser madre, el título que parece dirigirse en exclusiva hacia el género femenino no me sorprende, y lo veo bien encaminado, más cuando he sabido de qué modo actuamos ambos géneros frente a los vericuetos de la fertilidad. Seamos francos, pues mucho me ha llamado la atención la aseveración por parte del autor no haber conocido en su carrera a un hombre que se preocupara por hacer las pruebas pertinentes para conocer el estado de sus espermatozoides, y que siguen siendo las mujeres quienes se ofrecen para el trasiego de llenar botecitos y extracciones de sangre, por nombrar algunas.
Como suele suceder, cada caso es un mundo: en la pareja, no ambos comparten ese deseo al mismo tiempo, ni siquiera debe uno estar emparejado para sentirlo.
Un gran futuro por delante en este tipo de investigaciones, que espero no se vea paralizado por nuestros propios prejuicios.
Y por si alguien aún no lo tenía claro antes de leer este libro, ni el cariño ni el amor vienen de la mano con los genes.

SaraySchaetzler para Anika entre libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com