Translate

24 de mayo de 2016

RESEÑA - LOS BÚFALOS DE BROKEN HEART. La aventura de recobrar una vida noble y salvaje (2001)

Los Búfalos de Broken Heart. La aventura de recobrar una  vida noble y salvaje.
(Buffalo for the Broken Heart: Restoring Life to a Blank Hills Ranch, 2001)
Dan O’Brien
Editorial Errata Naturae
Colección Libros salvajes
© 2001, 2001, Dan O’Brien
© Errata Naturae editores, 2016
© Traducción de Miguel Ros Gonzalez
1ª Edición: Febrero 2016
ISBN: 9788416544073
Novela, no ficción, testimonio, Oeste americano, Grandes Llanuras, naturaleza salvaje, ecosistema, granjas, ganadería, indios americanos, biología, economía rural, ecología, cría de búfalos, cowboys, cetreros, cultivos, vida rural, halcones peregrinos, ranchos, depredadores, reservas, manadas, literatura estadounidense
Páginas: 384

ARGUMENTO
Sus vecinos han terminado por aceptar sus rarezas, tras instalarse en aquel paisaje árido: un biólogo que emplea el antiguo sistema de pastoreo, que posee libros, perros perdigueros, nuevas ideas, y es además un reputado cetrero que usa halcones amaestrados. 
El modo de trabajar sus tierras es revolucionario para aquellos acostumbrados a repetir viejos patrones y normas adquiridas generación tras generación, que se mueven en un entorno caracterizado por una evidente falta de cultura y por el nulo interés de conocer el ecosistema que les rodea. El milagro de ver cómo las aves regresan a esas tierras áridas afianza el ánimo de Dan para trabajar en esa línea e ir un paso más allá: la cría de búfalos.
A Dan no le gusta la carne de vaca, ya que conoce los productos químicos, hormonas, y forma de crianza que se usan, y se le ocurre un nuevo reto: comercializar la mejor carne sana que conoce, desde el origen hasta la venta.  El sueño termina por hacerse realidad y constituye el negocio del que vive actualmente,  siendo consumida esta carne incluso por vegetarianos convencidos.
OPINIÓN
 Las Grandes Llanuras emergen por todos los poros de este libro.  La agricultura y el pastoreo han sido las únicas formas de sobrevivir durante muchas décadas.  Tierras de solterones, en el Medio Oeste americano, y lugares como las Colinas Negras, nos confía una historia de cowboys, y aunque también hay de todo ello, nos topamos con una cultura que integra tecnología y costumbres ancestrales en el mismo paquete, de la mano de su autor, testimonio directo de esta obra: su propia economía pende de un hilo y no sabe cómo conseguir dinero para mantener el rancho y los campos de cultivo que se han convertido en lo que más ama. Las ganancias se han reducido al cincuenta por ciento tras las consecuencias del cambio climático, que han arrasado los cultivos de la zona.
Como él mismo dice, las tierras se rien de la economía y de los valores americanos, y no siempre el trabajo y el esfuerzo conllevan al éxito. 
Preocupado por el impacto negativo del ser humano en las tierras salvajes, Dan O’Brien se convence finalmente de la utilidad de criar unas reses en las que  no se habría fijado de no ser por la insistencia de algunos conocidos.  Los búfalos (bisontes) viven con menos agua que el ganado, y además la encuentran fácilmente, además de sobrevivir mejor en medio del frío del invierno.  Y Dan sabe que tendrá que tomar una decisión que le ayude a sobrevivir en la tierra que ama, las Grandes Llanuras.
Dan cuenta con la ventaja de conocer el hábitat natural en el que se mueve, dando por sentado lo que otras personas que han vivido allí toda la vida no se han preocupado en atender; los pastos y las plantas, al igual que las personas, tienen unos requisitos estrictos para vivir, y él les escucha y se hace eco de sus necesidades, que son más que obvias y llenas de sentido lógico. Se percata además de que la ganadería avanza en la dirección que él ha decidido tomar: la cría de los búfalos, y que está sujeta no solo a las leyes del mercado, sino también al clima. Sus búfalos serán criados como lo hacían los indios Lakota, comiendo hierba natural.
Así, adopta a unas crías de búfalo, tras la insistencia de sus vecinos de rancho, a los que bautizarán como la “Panda Gasthouse” (los búfalos, no los vecinos) y recuerda la primera vez que ve a un búfalo, echado en medio del camino, sin saber que estaba predestinado a introducirlos en su vida.  No sorprende que nos desengañe de otras ideas basadas en películas edulcoradas y acusa sin miedo a los indios de antaño de promover el comercio de las lenguas, que más tarde el hombre blanco imitó, principio de la masacre de los búfalos.  Otra historia de avaricia y visión materialista, que junto al aumento de la población desencadenó en la casi total desaparición de un mundo y modos de vida naturales, que ya existían.
Si un libro que habla de economía americana, al tiempo que nos da instrucciones sobre biología, y éntrela con historias vividas por el protagonista con sus vecinos, o por pobladores de referencia, y aún transcurriendo en una zona alejada de nuestra propia historia, nos atrae la atención, no es tan solo por el modo en que entrelaza todo ello, sino porque refleja el espíritu de las personas con coraje y valentía de las que habla.  Es el tipo de libro con el que somos capaces de viajar a lugares en los que seguramente no hemos estado y aún así adivinar e intuir su imagen e idiosincrasia.
Hasta mediados de los años setenta no se aplicó una ética agrícola razonable tras la devastación anterior para devolver la fuerza al ecosistema de las praderas, y ahora hay ranchos que lo están intentando. La narración es un reflejo de la extrema dureza de sus condiciones de vida que corre la suerte de explorarla sin llegar a padecerla, desde la comodidad de nuestro hogar.
Incluye curiosas y prácticas nociones de biología general, economía americana y se entrevé el hilo conductor humanista en torno a relaciones, amistad, valores fundamentales, así como a sucesos históricos de antiguos pobladores.
La colección Libros Salvajes supone todo una alegría de descubrimiento para los que buscan una literatura que les emocione y les haga viaja a otros lugares, y tras cuyo regreso desempaqueten maletas de nuevos conocimientos y conciencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com