Translate

4 de junio de 2016

RESEÑA - LA BARBARIE SILENCIOSA, de Alba Arena (2014)

http://www.anikaentrelibros.com/la-barbarie-silenciosa
La barbarie silenciosa. La violencia contra las mujeres y la crisis del patriarcado.
(La barbarie silenziosa.  La violenza contro le donne e la crisi del patriarcato, 2014)
Alba Arena

Editorial La Llave
© Alba Arena
© Ediciones La Llave, 2016
© Traducción de Esther Tejada
1ª Edición: Enero 2016
ISBN: 9788416145218
Ensayo, no ficción, testimonio, patriarcado, violencia, espiral de violencia, agresiones físicas, asesinatos, género, violencia de género, homicidios, machismo, feminismo, relaciones igualitarias, abuso psicológico, psicología, comportamientos destructivos, Claudio Naranjo, maltrato físico, dominio masculino, privilegios masculinos, crisis, amor, vulnerabilidad, casas refugio, transformación personal, literatura italiana
Páginas: 360

 
Los asesinatos de mujeres suponen en la actualidad el crimen principal a nivel mundial.
Si observas un poco, comprobarás que en una gran mayoría de ocasiones es infructuoso el intento de una mujer de dar su opinión en medio de un grupo de hombres sin que aquella sea interrumpida constantemente, o las medias sonrisas y el tono paternalista que a menudo las acompañan.  Son pequeños gestos que nos dan una idea de lo poco hemos avanzado desde que el patriarcado se impuso a golpe de ejercer la fuerza y las características del llamado poder masculino, que da por hecho que la mujer es un mero objeto de posesión o instrumento de uso, sin derecho a réplica y utiliza la fuerza y la violencia para ejercerlo.
La autora hace hincapié en la tolerancia política y social ante las manifestaciones de violencia contra las mujeres, a nivel mundial, y nos da algunas claves para entender cómo funciona la rueda de la violencia.
Si eres de los que creen que el amor y la violencia pueden coexistir en algún plano, este libro no es para ti.
OPINIÓN 
¿Cómo te imaginas una sociedad en la que la que los puestos decisivos de las empresas y estamentos públicos gozaran de valores femeninos, ponderados por mujeres?
¿Te imaginas poder caminar de madrugada por la calle, sin miedo a ser atacada o vejada, y que nadie te acuse además de ir sola?  ¿Sabes de algún un hombre que sienta ese miedo? ¿Y conoces casos en los que, con el salvoconducto de una revuelta se viole y asesine a gran escala a hombres? ¿Cuántos son vendidos para casarse con ancianos, para asegurar la supervivencia de la familia? ¿Por qué re relega a la mujer al cuidado de la familia y el hogar?
¿Por qué me dirijo a las mujeres?
Hablar de patriarcado es importante, ya que no se trata de un simple hecho anecdótico de una época concreta y limitado a un espacio de tiempo.  Está entre nosotros y constituye la base educacional de esta sociedad.
Aunque estamos lejos del cambio real, algunos comienzan a llamar a las cosas por su nombre.  Si hasta hace unos pocos años la violencia de género que se ejercía contra las mujeres estaba admitida y aún se pasaba por alto, no parece que hayamos evolucionado demasiado, más que nada en la forma (más proyección social, informando sobre el tema,), que no en el fondo, ya que aún estamos a años luz de conseguir erradicar una plaga que se basa en la educación, el origen de las ideas patriarcales, que le dan al hombre el derecho de infringir daño a las mujeres, admitido y normalizado en la sociedad actual.
El daño se significa no solo de manera física, sino psicológica, o utilizando métodos sutiles de manipulación con los que las mujeres lidian a diario no tan solo en el hogar, sino fuera del mismo: acoso en el transporte y en lugares públicos, paternalismos infundados, salarios muy inferiores a los de los hombres, representan la punta del iceberg.
El peligro además de sustentar la desprotección de la mujeres ante quienes ejercen esta violencia se esconde además tras los dedos acusatorios que no hacen nada, o en esos mismos hombres que la condenan, pero no luchan contra ella ni se unen a las mujeres en la lucha, por miedo a perder un estatus que les resulta muy cómodo: ¿qué ocurriría si las mujeres cobráramos lo mismo que un hombre en el mismo puesto de trabajo? ¿y si las mujeres tuviéramos el mismo derecho a un puesto que un hombre? ¿Y si las mujeres empezáramos a cubrir puestos de renombre, en donde dictar las leyes que ahora dicta la exclusiva mirada masculina? Todos somos responsables, y hasta que los hombres no se unan en esta lucha a las mujeres (los mismos que ocupan los puestos de gobierno, que en definitiva marcan las leyes y las normas, que deciden a quién se escuchará y a quién no) nada, repito, nada cambiará.  Ya podemos educar en una supuesta igualdad a nuestros hijos, que no entenderán por qué en la calle no les sirve, pues la sociedad es patriarcal, y deberán someterse a ella antes o después.
Un libro que resume la historia de un modo ameno y nos descubre qué es el patriarcado, cómo se originó y por qué sigue vigente en la actualidad, con algunos ejemplos y testimonios que nos abrirán los ojos una vez más, para poder decidir si este es el mundo que queremos, en el que la autora desmonta además las autojustificaciones que algunos hombres utilizan a su favor para ejercer la violencia contra las mujeres.
Mientras que no evolucionen las relaciones actuales entre hombres y mujeres no será posible retomar el amor como un valor, por encima del de la posesión o el “tener” a la persona que lo provoca.
 
MAG

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario. Gracias por detenerte en este rincón...

link:your-blog-here.blogspot.com